ABRA PSICÓLOGOS BILBAO 

Arenal, 5-6º dpto. 601 - Bilbao - 1ª CONSULTA GRATUITA

TRASTORNO ESQUIZOTÍPICO DE LA PERSONALIDAD

El trastorno esquizotípico de la personalidad se caracteriza por:

 

A. Un patrón general de déficit sociales e interpersonales asociados a malestar agudo y una capacidad reducida para las relaciones personales, así como distorsiones cognoscitivas o perceptivas y excentricidades del comportamiento, que comienzan al principio de la edad adulta y se dan en diversos contextos, como lo indican cinco (o más) de los siguientes puntos:

 

1. Ideas de referencia (excluidas las ideas delirantes de referencia).

2. Creencias raras o pensamiento mágico que influye en el comportamiento y no es consistente con las normas subculturales (p. ej., superstición, creer en la clarividencia, telepatía o "sexto sentido"; en niños y adolescentes, fantasías o preocupaciones extrañas).

3. Eperiencias perceptivas inhabituales, incluidas las ilusiones corporales.

4. Pensamiento y lenguaje raros (p. ej., vago, circunstancial, metafórico, sobreelaborado o estereotipado).

5. Suspicacia o ideación paranoide.

6. Afectividad inapropiada o restringida.

7. Comportamiento o apariencia raros, excéntricos o peculiares.

8. Falta de amigos íntimos o desconfianza aparte de los familiares de primer grado.

9. Ansiedad social excesiva que no disminuye con la familiarización y que tiende a asociarse con los temores paranoides más que con juicios negativos sobre uno mismo.

 

B. Estas características no aparecen exclusivamente en el transcurso de una esquizofrenia, un trastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos u otro trastorno psicótico o de un trastorno generalizado del desarrollo.

 

Las personas que padecen el trastorno esquizoide o el trastorno esquizotípico de la personalidad suelen tener este tipo de pensamientos negativos:

  • “Lo más importante es que soy totalmente independiente de los demás”.
  • “No me importa lo que los demás piensen de mí”.
  • “Yo tengo mis propias normas”.
  • “No debo confiar en nadie”.
  • “Tengo derecho a utilizar a la gente para conseguir mis propios fines”.
  • "Mi privacidad es mucho más importante que mis relaciones personales”.
  • “Puedo valérmelas por mí solo, sin ayuda de nadie”.
  • “Si me comprometo, no seré libre”.
  • “No es importante intimar con otras personas”.
  • “Prefiero estar solo”. 

Llamar

E-mail

Cómo llegar