ABRA PSICÓLOGOS BILBAO 

Arenal, 5 - 6º, dpto. 601 y 4º, dpto. 410 - 48005 Bilbao

1ª CONSULTA GRATUITA

SIGNOS DE ALARMA

Tenemos que pensar que nuestro hijo/a puede necesitar Atención temprana cuando:

 

  • A los 3 meses, no sonríe, no sostiene a ratitos la cabeza o no es capaz de fijar la mirada.
  • A los 6 meses no se interesa por coger objetos, o no usa una de las manos.
  • A los 9 meses, no hace sonidos, no se sostiene sentado o no se interesa por mirar o tocar las cosas.
  • A los 12 meses, no es capaz de sostenerse de pié, sujetándose a un mueble (aunque no camine), no busca la comunicación con el adulto o no explora los nuevos juguetes o su entorno. 
  • A los 18 meses, no camina o no reconoce el nombre de algunos objetos o personas familiares.
  • Se muestra adormilado o demasiado tranquilo, no reclama nada y se pasa todo el tiempo en la cuna.
  • A los 12 meses, no comprende expresiones familiares sencillas como “vamos a la calle, el chupete, ¿quien viene?”, etc..
  • Se trata de un niño/a muy movido/a, que no se entretiene, no sabe jugar y necesita atención y vigilancia continua.
  • A los 18 meses, presenta dificultades para la relación con otros niños/as.
  • Presenta rabietas ante situaciones que no tendrían porque provocarlas: cambio de trayecto para ir a casa, determinada ropa, sonidos, etc.

 

Estos signos de alarma no significan necesariamente que haya un problema en el desarrollo, pero son indicadores de que algo puede estar pasando: por ejemplo, un problema de visión o audición. Los datos no son útiles en el caso del niño/a prematuro/a ya que la edad referencial a la que aluden es la edad real, no la corregida.

 


Llamar

E-mail

Cómo llegar