ABRA PSICÓLOGOS BILBAO 

Arenal, 5-6º dpto. 601 - Bilbao - 1ª CONSULTA GRATUITA

DEPRESIÓN INFANTIL

Hay días en que los niños lloran continuamente, se enojan con frecuencia, no quieren jugar con sus amigos o se desconcentran a la hora de estudiar. Muy pocos padres se preocupan, porque saben que puede deberse a múltiples causas sin ninguna importancia. Sin embargo, cuando estos estados de ánimo se alargan más de un par de semanas y se unen otros síntomas, como la disminución de la vitalidad o alteraciones en el sueño y la alimentación, podemos estar delante de una depresión infantil o del adolescente.

Si bien, su origen puede obedecer a múltiples factores, lo que es común a todos los casos, es que el niño/adolescente sufre, porque tiene una pena o un dolor tan grande, que inhibe su desarrollo y altera alguna de las áreas de su comportamiento habitual, ya sea social o familiar.

Los trastornos afectivos o del estado de ánimo en el niño o adolescente, al igual que en el adulto, pueden tener una naturaleza ciclotímica. Por lo que podríamos hablar de lentitud psicomotora, rechazo escolar, pérdida de interés, retraimiento en la fase depresiva, y actividad mental extrema, hiperactividad motórica y verborrea en la fase maníaca o hipomaníaca.

Los síntomas de la depresión en el niño y adolescente perduran al menos, durante unas cuatro semanas, causan un malestar significativo y alteran su funcionamiento normal. Pueden ser algunos de los siguientes:

  • Sentimientos y signos de tristeza, soledad e indefensión.
  • Llanto fácil.
  • Irritabilidad.
  • Resulta difícil de complacer
  • Cambios de humor.
  • Sentimientos de baja autoestima, se siente feo, inútil, culpable.
  • Deseos de huída, de marcharse de casa.
  • Puede tener deseos de muerte e incluso tentativas de suicidio (en Depresiones graves).
  • Dificultad en las relaciones personales.
  • Facilidad para las discusiones.
  • Bajo rendimiento escolar: dificultades de atención y concentración, disminución del interés y esfuerzo en las tareas, negativa a ir a la escuela..
  • Quejas somáticas: dolores de cabeza, abdominales..
  • Retraimiento social.
  • Fatiga física y/o mental.
  • Cambios en el apetito o peso. (Arriba)

Llamar

E-mail

Cómo llegar