ABRA PSICÓLOGOS BILBAO 

Arenal, 5 - 6º, dpto. 601 y 4º, dpto. 410 - 48005 Bilbao

1ª CONSULTA GRATUITA

ENURESIS NO ORGÁNICA

La enuresis e trata de un trastorno caracterizado por la emisión involuntaria de orina, durante las horas diurnas, o durante la noche, que es anormal para la edad mental del niño o adolescente, y no es consecuencia de una falta de control vesical secundaria a un trastorno neurológico, a ataques epilépticos o a alguna anomalía estructural del tracto urinario.

La enuresis puede haber estado presente desde el nacimiento, o bien aparecer después de un período de control adecuado.

La variedad de comienzo tardío (o secundaria) suele iniciarse entre los 5 y 7 años. En algunas ocasiones se resuelve de forma espontánea, pero en otros casos requiere intervención del especialista.

La enuresis puede ser un trastorno aislado, o bien puede acompañar a un trastorno de las emociones o del comportamiento más amplio. A su vez, suele provocar en el niño o adolescente que la padece problemas de autoestima, inseguridad, ansiedad, tristeza.. por lo que es conveniente, realizar una evaluación exhaustiva del caso para esclarecer las causas, y diseñar el programa de tratamiento más eficaz (técnicas de aprendizaje, reforzamiento positivo, pipí-stop..).

ENCOPRESIS NO ORGÁNICA

La encopresis se trata de un trastorno caracterizado por la presencia reiterada de deposiciones voluntarias o involuntarias de heces (cacas), de consistencia normal o anormal, en lugares no adecuados para este propósito, de acuerdo con las pautas socioculturales propias del lugar (ropa, suelo).

El niño tiene que ser mayor de cuatro años. Tiene que ocurrir por lo menos una vez al mes, durante tres meses, y no tiene que deberse exclusivamente a un efecto fisiológico de alguna sustancia (por ejemplo laxantes) o enfermedad médica.

La encopresis puede ser primaria o secundaria.

  • Primaria: Cuando no se adquirió nunca el control de esfínteres. Nunca dejó de hacer caca encima o en lugares inapropiados.
  • Secundaria: Hubo control de esfínteres pero en algún momento se perdió.

El cuadro puede presentarse como una alteración aislada o puede formar parte de un síndrome más amplio, en especial de un trastorno de las emociones, o de un trastorno disocial.

Como parte del tratamiento, es importante dar a los padres una serie de pautas para que sepan cómo abordar el problema de su hijo y puedan ayudarle a resolverlo.

(Arriba)


Llamar

E-mail

Cómo llegar