ABRA PSICÓLOGOS BILBAO 

Arenal, 5 - 6º, dpto. 601 y 4º, dpto. 410 - 48005 Bilbao

1ª CONSULTA GRATUITA

BAJA AUTOESTIMA

Definimos la autoestima como la discrepancia que existe entre lo que pensamos de nosotros mismos, y lo que nos gustaría ser.

La autoestima es el aprecio que nos tenemos a nosotros mismos. Es el concepto que tenemos de nuestra valía y se expresa en los pensamientos, sentimientos, emociones y experiencias de nuestra vida. Implica auto aceptarnos de forma incondicional, independientemente de nuestros fracasos o nuestros logros y del rechazo o aceptación de los demás, respetarnos, cuidar nuestras necesidades físicas y psicológicas y ser capaces de ver que podemos cambiar en sentido favorable, desarrollando nuestras potencialidades.

El modo en que nos sentimos con respecto a nosotros mismos, nos afecta en las relaciones sociales. En la medida en que tengamos sentimientos de valía personal mejoran nuestras relaciones con los demás.

¿Qué conseguimos al mejorar la autoestima?

  • Tomar decisiones sobre nuestras cosas: amigos, dinero, diversión, ropa, actividades, deporte…
  • Ser responsables y tener seguridad en nosotros mismos.
  • Ser conscientes de quiénes somos, cómo somos, qué pensamos y darle importancia.
  • Ser optimistas.
  • Sentirnos orgullosos, satisfechos, contentos por nuestros logros, por lo que vamos consiguiendo poco a poco: más amigos, mejores relaciones, momentos de felicidad, tareas bien hechas, buenas relaciones familiares…
  • Valorar lo positivo y lo negativo que hay en nosotros.
  • Tolerar el no salirnos con la nuestra cuando eso no puede ser (frustración).
  • Aceptarnos a nosotros mismos tal y cómo somos e intentar cambiar aquellas conductas con las que no estemos de acuerdo.
  • Expresar y comprender nuestras emociones: alegría, tristeza, enfado…



Estas capacidades se desarrollan ejercitándolas mediante pensamientos positivos, poniéndolos en práctica en las experiencias de cada día y autoafirmándonos en nuestras intenciones y decisiones en nuestras relaciones con los demás.

Entendemos que las personas con una alta autoestima tienen una visión de sí mismas, positiva. Están satisfechas tanto con sus habilidades, como con sus comportamientos. Son personas con confianza en sí mismas, conocen y hacen gala de sus puntos más fuertes, pero también identifican sus debilidades, intentando siempre mejorarlas. Por el contrario, las personas con baja autoestima, interpretan una gran diferencia entre lo que ven de sí, y lo que les gustaría ver, lo que les convierte en individuos que utilizan la autocrítica de manera negativa y son más duros consigo mismos.

Cuando hablamos de la autoestima en los niño/as y adolescentes, entendemos que existen cinco áreas, que están influyendo en la visión que tienen de ellos mismos: el área social (cómo se ven relacionándose con sus iguales), área académica (qué piensan o cómo se ven como estudiantes), familiar (sentimiento de integración que tienen en su familia), su imagen corporal (la imagen física o sus capacidades físicas), y la autoestima en general (la valoración general que hacen de sí mismos como persona).

En los niño/as, la valoración que tengan de sí mismos en las distintas áreas, y la importancia que den a cada una de ellas, determinará el desarrollo de unaautoestima más o menos condicionada, y esto afectará al desarrollo de su personalidad.

La pregunta que muchos padres se hacen es cuándo sospechar que existe un problema deautoestima en su hijo/a y cómo pueden ayudarle.

Siempre ha de ser un profesional el que evalúe la autoestima de su hijo, pero existen una serie de pistas que pueden ayudar a los padres a identificar el problema, e indicar si hay que acudir al psicólogo, para que haga una valoración objetiva y concreta del niño/a o adolescente.

Es muy importante hablar con nuestros hijo/as y estar muy atentos a lo que nos dicen. Suelen hablar de las relaciones con los compañeros de su clase, de si les cuesta hacer amigos o de si nadie quiere pasar tiempo con ellos en el recreo. También suelen mencionar sus logros o fracasos. Hay niños que están continuamente utilizando frases negativas sobre sí mismos, tales como “no valgo para nada”“no sé hacer nada bien”,“nadie me quiere”, etc. Todo este tipo de frases pueden acabar convirtiéndose en una verdad para el niño y minando su autoestima, de forma significativa.

Cuando escuchemos a nuestro hijo decir frases de este tipo, lo ideal es no magnificarlo, y ayudarle a que adopte un punto de vista más realista, más objetivo, y que no se centre solo en lo negativo.

La forma de actuar para mejorar la autoestima de un niño/a, no es directamente. Por mucho que le digamos que no tiene que pensar ciertas cosas, no podrá dejar de hacerlo. Para modificar estos pensamientos el psicólogo infantil le enseña diferentes estrategias para solucionar problemas concretos, construir pensamientos más realistas y alcanzables, recompensar sus virtudes y minimizar sus defectos, mejorar sus habilidades sociales

El niño/a con alta autoestima, aparte de ser un niño/a más feliz, también tiene muchas más posibilidades de ser un adolescente y adulto, feliz y exitoso. Una autoestima positiva actúa como un escudo que puede proteger a los niños y adolescentes de peligros a los que se puede ver expuesto en la vida, como las drogas, el alcohol, otro tipo de adicciones, conductas delictivas, padecer cualquier tipo de trastorno mental, etc.

Si observas que tu hijo/a puede estar sufriendo por problemas deautoestima, en ABRA Psicólogos Bilbao podemos ayudarte.


Llamar

E-mail

Cómo llegar